Tag Archives: viajeros

De fronteras, migraciones, aduanas y policía.

¿Cómo funciona? ¿Acepto la ayuda de gente en los trámites de frontera? ¿La policía es confiable?
Muchas preguntas como estas nos hacíamos hace cuatro años y por eso hicimos un podcast para contarles nuestra experiencia por 17 países en estos 75 000 km.

dfushuaia.com
Al fin del mundo y más allá.

Frontera de Guatemala- El Salvador
Frontera de Guatemala- El Salvador

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

¿Peligros en la ruta? Podcast no.2


¡Buen día gente bonita!
Les dejamos el segundo podcast que preparamos. Trata sobre los peligros del viaje.
Creemos que todo es parte del equilibrio y cuando algo se va, es porque algo mejor viene.
Esperamos sus comentarios ;)

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Podcast no.1 ¿Cómo le hacemos para viajar tanto tiempo?

Queridos todos,
Hoy comenzamos con una nueva manera de interactuar con todos los cibernautas :)
Empezamos por la pregunta obligada que la gente nos hace al enterarse que llevamos casi 4 años viajando. Esperamos ayudarlos a resolver sus dudas a través de nuestra historia.
Dudas, comentarios, felicitaciones, invitaciones, todo lo que quieran por favor en los comentarios.

¡Estamos muy emocionados! Mañana vamos a Cataratas de Iguazú <3

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Reflexiones del Fin del Mundo

Al fin hemos llegado al fin del mundo. Ha sido un viaje largo, mucho más largo del que nos hubiéramos imaginado, lleno de sorpresas inesperadas. Con caminos difíciles, situaciones extenuantes, pero también lleno de las más lindas personas y experiencias. Nunca hubiéramos pensado que íbamos a conocer tanto. Creo que eso ha sido la parte más bella sin duda. Estuvimos necesitados de ayuda y nos ayudaron, cuando creímos que no seguiríamos más siempre hubo alguien para darnos apoyo y aliento. Al final, siempre hay una persona dispuesta a brindarte su mano, su casa y su ayuda. Y creo que todo tiene que ver con el sueño que decidimos realizar y con el cual tantos y tantos congenian. Tampoco es que haya sido un sueño particularmente original; eso es lo que pasa con los sueños de la gente: tantos los tenemos, pero tan pocos tienen la valentía de salir a alcanzarlos. Nos creamos barreras para autodesacreditar nuestros sueños, como lo es pensar en las dificultades antes que en las satisfacciones. La gente primero piensa que algo es demasiado costoso, o demasiado largo o demasiado dificultoso, antes de pensar la realizacion personal que les dara lograrlo, antes de siquiera imaginarse lo cerca que estan.  Ni se imaginan que el camino está semabrado de gente buena dispuesta a ayudar, aunque sea un poco, para que logremos nuestras metas. Esa es la verdad: el camino tiene muchisísima más gente buena que mala, que en cada esquina bien nos puede acechar el peligro, pero que mas bien nos espera una situación bondadosa llena de buena onda… ¡Ah! Y de lugares increíbles tambien. A veces nos creamos la ilusión de que los libros o la televisión nos acercan a lugares reconditos. Y aunque nos presentan una cara, al final es mínima, incompleta e insignificante. La realidad es tan sublimemente bella que nos roba el aliento, algo que ningúna página o pantalla es capaz de hacer, o al menos no en los mismos térmimos. Al contemplar esos lugares magicos del planeta nuestra existencia misma se nos hace pequeña, infima. ¿Cómo describir el sentimiento de encontrarse por primera vez con un glaciar? Esos ríos y mares de hielo, testigos milenarios de la vida en la tierra, y para los cuales nuestra existencia como humanos es solo un suspiro. O contemplar los tepuis, esas montañas verticales de miles de metros de altura y que albergan en su seno las mas variadas formas de vida. O contemplar una playa virgen del caribe y ser testigo de la magnificencia de la vida; y estar ahi como uno más en vez de como un invasor o predador, que es en lo que nos hemos convertido. O contemplar el fin del mundo, ahi donde a no hay más allá, donde todo acaba para dar pie a las infinitas e inabarcables aguas que todo lo bañan y nutren… Al final, la posibilidad real de alcanzar nuestros sueños esta ahí, al alcance de nuestra mano, como dios y el hombre en la famosa pintura de Miguel Angelo en la capilla sixitna: sólo es necesario un pequeño estirón. Pero ese tramo, que en realidad es tan infimo, se nos antoja imposible, inalcanzable. Y eso es culpa de nosotros mismos, de nuestros miedos, pero principalmente de nuestros apegos. Tenemos la tonta idea de que la persecucion de nuestros sueños implica el abandono de todo lo demás, cuando en realidad todo adquiere cabal sentido una vez que nos hemos decidido a consegir nuestros anhelos, cuando ponemos al mundo y a la sociedad como un medio para nuestra propia felicidad. De que sive un gran empleo, un gran auto o una gran casa cuando nuestro interior esta vacio, cuando nos falta el porqué último de todas nuestras acciones… O peor aun, cuando nosotros mismos anulamos ese razón última y nos relgamos a ser parte de la maquinaria en que la humanidad se ha encadenado a si misma. No es secreto, pero tantos y tantos lo desconocemos: el mundo complotea para que seamos plenos; para que logremos nuestros sueños simplemente hay que atrevernos a soñar y atrevernos a hacer lo posible por lograrlo. Tampoco es que podamos hacer más: tantas y tantas cosas se nos escapan, de las que no tenemos control, que hay que sometrse a ellas, dejarse llevar, pero sin nunca subyugar nuestros sueños a nuestras circunstancias. Eso es todo lo que tenemos, es todo lo que en verdad poseemos: nuestra voluntad. Solo nos hace falta asumirla para poder tomar el control de nosotros mismos. Ahora sueño con el dia donde todos seamos plenos, donde las frustaciones queden apartadas de nosotros mismos y simplemente nos dediquemos a ser felizmenet nosotros mismos.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

El cumpleaños de Carla

Ciudad Universitaria UNAM
Ciudad Universitaria UNAM

Hace unos días supimos que los amigos de La Renolenta ya habían llegado a México, así que cuando estuvieron más cerca salimos a compartir más historias de un viaje de aventura.
La última, y única vez que nos vimos fue un breve encuentro en la carretera de La Gran Sabana, Venezuela. Para esta ocasión, en el DF, nos encontramos en uno de nuestros lugares favoritos: Ciudad Universitaria. Una de las más bellas y grandes de América Latina según nuestro criterio. Además, aprovechamos para levar a Gurú a pasear por las islas. Obvio él fue el que hizo más amigos.

Después de un rato nos fuimos por unas chelas bien frías a la zona de bares, o sea, Copilco. Ahí nos enteramos que su cumpleaños era al día siguiente, así que ¡Cómo no celebrarlo! En ese momento empezamos a planearlo y para festejar que ya están en México que mejor que ir a las trajineras de Xochimilco, un paseo obligado.
Juntamos unos cuantos amigos y al día siguiente ya estábamos en las trajineras. El problema de que haya sido en fin de semana fue que no pudimos obtener mejor precio y había buena cantidad de gente, pero eso fue lo de menos, la pasamos tan bien que incluso rentamos una hora más de paseo por los canales de Xochimilco.
Esperamos la hayan pasado chingón, ¡muy chingón!

¿De dónde salió el charro?
¡Las micheladas!

 

¡Artesanías!
Carla disfrutando de los esquites

 

sonrisa

 

La señora de los elotes

Pa que no digan que la Ciudad de México es puro concreto.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS