Tag Archives: viajar con perro

Viajar con perro: hospedaje, transporte y paseos.

Gurú en Lago Puelo

Día con día recibimos más preguntas de viajeros con sus mascotas. Esto nos llena de gusto, pues una mascota es una responsabilidad y su compañía es ideal durante los viajes. Adoptar a Gurú fue una de las mejores decisiones, pues su compañía y manera de ver el mundo, nos nutre de experiencias.

En un post anterior, les había contado los papeles que se requieren para cruzar fronteras y en esta ocasión les quiero contar un poco sobre la convivencia y la aceptación de las mascotas en viajes largos.
HOSPEDAJE–>
Nosotros viajamos en una casita rodante, así que el tema de los hoteles no es una complicación para nosotros. Generalmente no decimos que viajamos con perro, las veces que hemos tenido que hacer uso del servicio, cuando ven al perro, nosotros ya somos huéspedes. En Lima por ejemplo, el chico del hotel cuando lo vio nos dijo que estaba prohibido (Los perros tienen fama de sucios y maleduacados, pero eso sólo depende de la educación del dueño). En esa ocasión le dijimos que no se preocupara, pues Gurú duerme en la casita rodante. Un día se quedó a dormir con nosotros en la habitación y el chico ni lo notó. En otras ocasiones- En Colombia nos pasaba mucho- la gente se emociona al verlo y no les importa que este en el hotel, incluso nos miran mal por dejarlo en el auto: “¡Pobrecito!” o cuando por trabajo, tenemos que quedarnos largas temporadas viviendo en hoteles, Gurú se gana el cariño de los empleados.Todo es mérito de él.

En caso de couchsurfing, hacemos lo mismo: No avisamos sobre él, aunque la mayoría de la gente va al perfil de facebook y bueno, ahí hay bastantes fotos de nuestro peludo acompañante. Dejamos que nuestros anfitriones decidan sobre su interacción con Gurú. La mayoría han tenido perros o no tienen problemas con él. En caso de que los tuvieran, Gurú se queda en la casita sin problemas. Le pregunté a un amigo que viajaba con su perro y él tuvo la misma experiencia: En Couchsurfing es mucho más sencillo que en hotel. Aunque es cuestión de insistir.

TRANSPORTE–>
En general siempre viajamos juntos y muy pocas veces nos hemos visto con la disyuntiva del transporte. Sabíamos que en Bolivia, los animales son parte habitual de los transportes, así que para nosotros fue un punto a favor y así fue como Gurú conoció la Isla del Sol.
Cuando estuvimos en Chichiriviche, conocimos a Muri, un español que viajaba con su perro y tuvo un trágico final en un transporte en Perú. Después de conocer su historia, el viaje que hicimos a la selva fue muy pensado, pues sabíamos que en el auto gastábamos bastante, pero no queríamos arriesgarnos a que Gurú sufriera una muerte por asfixia en los espacios para transportar equipaje. Después, ya que estábamos en Tarapoto, unos amigos nos contaron que ellos habían llegado de taxi en taxi y habían gastado prácticamente lo mismo que en bus. Si lo hubiéramos sabido, tal vez hubiéramos viajado mucho más tranquilos en taxi desde Chachapoyas hasta Tarapoto. Si piensan viaje en transporte público, tal vez esta es una opción bastante funcional en países donde los taxis no sean significativamente más caros.

Sabemos que para viajar en bus muchas veces te piden que vaya en la caja transportadora, las veces que hemos tenido que viajar así, así lo hemos hecho, pero yo siempre reviso el lugar donde ira y preferimos los tramos cortos para que no sea pesado para Gurú.
Generalmente lo más complicado es viajar con él en transporte público de ciudad, ya sea metro o colectivo, pues no los consideran y son más estrictos. En Cuenca nos fue complicado andar con él, pues dependía del conductor y ya que teníamos un recorrido hecho, no era seguro tener el regreso asegurado.
Los taxis generalmente aunque muchos no quieren, terminan queriendo y es fácil.

PASEOS–>
Los paseos son quizás uno de los más complicados, pero tal vez si viajan con tiempo sea mucho más sencillo.
Cuando los paseos son de un día, sabemos que aunque Gurú no gocé estar solito todo el día, al llegar lo sacamos a pasear y pasamos tiempo con él.
Cuando los paseos son de más días se complica, pero nada es imposible. Por ejemplo, cuando hicimos el tour de Uyuni, ya que habíamos comprado los “lugares” le preguntamos a la misma persona que nos los vendió con quien podríamos dejar a nuestro bandido y ella nos ofreció lugar en un terreno para la casita y su hija estuvo dispuesta a cuidar a Gurú. Se ve que lo trató muy bien, pues Gurú se encariñó muy rápido con la chica.
Cuando conocimos Machupichu, fue algo parecido, cuestión de preguntarle al chico del hotel y él se ofreció a cuidarlo. Salimos a las 4 de la mañana y volvimos a las 2 de la mañana del día siguiente. Dejarlo en la casita tanto tiempo hubiera sido muy injusto para él, pero como estuvo cuidado por el encargado ambos tuvieron tiempo para desestresarse juntos.

En lo que se refiere a Parques Nacionales (muy usuales en Argenina y Chile) lo escondemos, jejeje. Sabemos que está prohibido entrar con animales, pero también es un hecho que Gurú está educado y en esos casos tratamos de alejarnos del tumulto del turismo y salir a pasear con él de noche.
Chaltén, por ejemplo, es un pueblo que está dentro de un Parque Nacional, así que el guardabosques siempre está al pendiente de que los perros estén con correa y no está permitido que te acompañen a los paseos. Esta fue una de las causas por la que nos fuimos relativamente rápido del pueblo.
Uno de los paseos con los que nos quedamos ganas fue hacer Torres del Paine. Se necesitan de al menos tres días para poder hacerlo, pero nuestra pasividad fue la culpable, no Gurú. Encontramos un parcero (amigo colombiano) que se quedaba en casa de una couch y cuando regresamos del parque nos dijo: “Le hubieran avisado a la chica con la que me quedo, seguro les cuida el perro o les consigue quien lo haga” Claro, ella, una local, es mucho más fácil que conozca quien lo haga, ya sea por buena voluntad o por negocio.

Si ponemos en una balanza, definitivamente gana – por mucho- viajar con nuestro peludo acompañante. Pasamos muchos más ratos de diversión y amor que momentos de tensión y dudas.
Ojalá se animen a viajar con sus mascostas y por favor, no duden en preguntarnos dudas puntuales ;)

Abrazos desde Rosario

Gurú en Cerro Laderas, invierno 2013
<3
Playa Canoas, Ecuador.
Gurú conociendo La Paz, Bolivia.
¡Listos para el culipatin! Invierno 2012
Cambio de look en La Paz, Bolivia
Amaru Muro, Perú
Navegando el Lago Titikaka
En la Isla del Sol, Bolivia.
¡Glaciares!
Lago Epuyen, Patagonia Argentina
¡Saltando en Los Lagos!
Viña del Mar, Chile
Primer noche de Gurú en la casa rodante ¡Bebé!

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Viajar con perro

Uno de los momentos del viaje más importantes fue cuando nos decidimos adoptar a Gurú. Habíamos conocido viajeros con sus mascotas, pero realmente no teníamos idea de que se trataba. Nos habíamos hecho historias en la cabeza, alguien nos dijo que también tenían pasaporte… En fin, creíamos que era más complicado de lo que realmente es.
Si estás pensando en viajar con tu mascota te felicitamos por responsable. Es más fácil dejarlo al cuidado de alguien más en nuestra ausencia, pero viajar con mascotas es una experiencia muy linda.
Adoptamos a Gurú de cuatro meses y desde entonces (hace casi dos años) viaja con nosotros. En Latinoamerica los requisitos son los mismos, tenemos entendido que para viajar a EUA y Europa piden más requisitos, pero nuestra experiencia es sólo en Latinoamérica, así que los requisitos son:

*Certificado de salud. Diez días más o menos antes de partir de viaje debes sacar este certificado. Además de decir que el estado de salud de tu mascota es sano, debe llevar tus datos (nombre y no. de pasaporte o de identificación). El certificado se complica en lugares como Venezuela, donde el veterinario que lo expide debe pertenecer al Colegio de Veterinarios y te quieren cobrar carísimo, eso lo debes revisar en la oficina donde hagas el tramite. En otro lugares como el norte- centro de Argentina tienen un formato especial y debes llevarlo en dicho formato, no le creas a tu veterinario si te dice que con su cédula basta, muchas veces es necesario el formato, pero eso depende de la oficina, por ejemplo, el que me dieron en San Martín de los Andes era completamente diferente y no hubo problema, pero en Salta me regresaron, como te digo, esta es la parte con más lío.

*Certificado endo y ecto parasis. En realidad Chile es el país que se pone más especial con este papel, pero de preferencia manténte al día con sus desparasitaciones, pues hay países (entre ellos México) que si al hacerle una revisión a tu perro le encuentran una garrapata puede que lo pongan en cuarentena y bueno, nadie quiere que se pierda las vacaciones, ni pasar un mal rato. México por ejemplo pide que haya sido dentro de los seis meses previos al embarque, Bolivia los treinta días, así que depende del país… Infórmate antes de salir.
Para ir a Chile la primera vez me dieron una lista de los datos que debía contener, yo aún lo pido así:
-Tratamiento con:
fecha
laboratorio
no. de serie
fecha vencimiento
nombre del medicamento.

*Certificado de vacuna ANTIRRABICA- Realmente este es el papel más importante y en el que más se fijan en las instancias de sanidad animal. La ventaja es que dura un año, así que después de aplicarla sólo es cuestión de presentarla.

Al tener estos tres papeles, debes dirigirte a la institución que se dedique en tu país a los trámites de salud agropecuaria o simil. Más abajo te pongo un listado con los enlaces a las páginas. Presentas los papeles, ni se te ocurra llevar al perro, sólo los papeles y mucha paciencia. En la mayoría de las instancias gubernamentales hay que esperar… Si es un buen día, puede que el mismo día que lleves los papeles salgas de ahí muy contento con el certificado zoosanitario, pero puede que no y entonces mínimo tengas que esperar al día siguiente.

Esta información te sirve tanto si vas a viajar por tierra como por avión o barco. Generalmente cuando llevas al perro por el certificado de salud, el veterinario checa sus vacunas y si necesita alguna lo más seguro es que te recomiende aplicársela. No es indispensable para los formatos oficiales, pero de todos modos se la tienes que poner. Asumo que si viajas con tu mascota eres lo suficiente responsable como para cuidar su salud.

Mi experiencia es con canino y asumo que será igual con felinos, para roedores he visto que hay apartados especiales, pero eso seguro en los enlaces te podrás enterar mejor. Si vas a viajar con más de una mascota revisa si hay algún costo extra, puede ser que haya algún cobro por más de cuatro mascotas como en el caso de México.
Tal vez el proceso parece muy largo, pero en verdad no lo es. La vacuna antirrabica se la aplicas una vez al año y después el mismo día que vas por el certificado de salud pides -en caso necesario- la desparacitación. Al día siguiente puedes ir a la instancia gubernamental y te digo que si estas de suerte ese mismo día obtienes el certificado oficial. Mi consejo es ir temprano.
Chile- SAG
México- SENASICA
Argentina- SENASA
Bolivia- SENASAG

Si quieres estar super extra seguro que no debes ir a Relaciones Exteriores a sellar ningún papel, te recomiendo escribas al país al que te diriges para saber exactamente que piden. Un veterinario vivillo nos envío al consulado de Chile para que nos certificaran y fuera aún “más oficial” y lo único que paso fue que nos cobraron 12 dólares por ese trámite que no es necesario.

Revisa los permisos que te otorga el certificado oficial, en algunos casos es de 21 días y en otros de 30. En caso de que pases más tiempo fuera del país, seguramente tendrás que sacar el mismo papel, pero ahora de fuera hacia el origen.

COSTO:
Esto depende del país y la frontera que vayas a utilizar, pero calcula la consulta al veterinario más los costos “oficiales” del trámite. Por hacerlo oficial, pueden cobrar desde 20 pesos argentinos, 6 000 pesos chilenos o gratis como en México, pero tú debes llevar las fotocopias de todos los papeles.
Te comento lo de la frontera, pues por ejemplo en Argentina, en la oficina del norte en Salta tuvo un precio y al hacer el trámite de nuevo en Mendoza, fue mucho más -nada tontos, es la frontera con más flujo.

Te dejo algunas direcciones que necesitamos de las instancias para hacer el trámite:
BOLIVIA
3-4625650 /// 3-4627300
La Paz 2-2229979 /// 2-2220616
Villazón -Donde el puente internacional. Horario 8.30-12.30 y 2.30- 6.30

ARGENTINA
Mendoza- 9 de Julio #459 PB CP.5500 Tel. 0261. 4254011// 4252723// 4231162

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

El viaje a México

Desde Costa Rica yo hubiera podido ir a mi México de visita, luego lo pensamos en Venezuela, pero al final lo logramos después de más de dos años.

Mientras estábamos en Bolivia estuvimos monitoreando los precios de las aerolíneas y nos dimos cuenta que el viaje desde el aeropuerto de Buenos Aires, Argentina era apróximadamente 300 usd más caro que desde Santiago, Chile. Luego, de un día para otro y con el peso mexicano (que al final es el que seguimos ocupando) tan devaluado, nuestro viaje salía muy caro.
Una mañana nos avisó el papá de Pedro que había visto el vuelo en descuento, así que ni tardos, ni perezosos revisamos. Ese día y justo en la temporada que queríamos ir (en el pleno invierno del hemisferio sur) tenían buen precio: 700 usd más o menos. Nuestra primera opción era Taca, pero no nos permitía viajar con Gurú, así que buscamos y encontramos el mismo precio (bueno, veinte dólares más) en Avianca, con la posibilidad de viajar con él. Hicimos algunas cuentas, pedimos unos cuantos prestamos y voilà! Un mes a México.
Estábamos locos de la emoción, había que planear donde dejar a Xochipilli y un montón de cosas por hacer. Teníamos un contacto para dejar la camioneta y al final todo salió mal. Se volvió problema de último minuto y ¡Ah! correr y más correr, pero al final todo salió muy bien y pudimos tomar el avión sin contratiempos. La verdad el trato de Avianca fue maravilloso y la comida mejor de lo que esperábamos ;)
Para quienes nos preguntaron sobre viajar con el perro en avión:
1. Tuvimos que avisar con mínimo dos días de anticipación a la aerolínea. Tuvimos que tener el peso y las medidas de la transportadora.
2. Nos pidieron una transportadora, también la rentaban, pero el costo era de 45 dólares y la conseguimos en 60 dólares.
3. Para fines prácticos es como una maleta. Para el viaje hacia México nos dijeron que serían 80 dólares, pero al llegar a ventanilla fueron sólo 50 dólares. Recibe un trato especial, fue llenado de estampas que decían “Life Animal”
4. No tuvimos que sedarlo, pero nos recomendaron acostumbrarlo a la transportadora. Lo metí primero por dos horas y el día del vuelo parece que no la paso tan mal.
5. Nosotros lo olvidamos, pero lleva un poco de comida. La aerolínea y sanidad permite una ración de comida.

Gurú antes de iniciar el viaje
Gurú a la espera de México

 

Eso ahí abajo, es el Amazonas

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS