Tag Archives: sudamerica

Viajar con perro: hospedaje, transporte y paseos.

Gurú en Lago Puelo

Día con día recibimos más preguntas de viajeros con sus mascotas. Esto nos llena de gusto, pues una mascota es una responsabilidad y su compañía es ideal durante los viajes. Adoptar a Gurú fue una de las mejores decisiones, pues su compañía y manera de ver el mundo, nos nutre de experiencias.

En un post anterior, les había contado los papeles que se requieren para cruzar fronteras y en esta ocasión les quiero contar un poco sobre la convivencia y la aceptación de las mascotas en viajes largos.
HOSPEDAJE–>
Nosotros viajamos en una casita rodante, así que el tema de los hoteles no es una complicación para nosotros. Generalmente no decimos que viajamos con perro, las veces que hemos tenido que hacer uso del servicio, cuando ven al perro, nosotros ya somos huéspedes. En Lima por ejemplo, el chico del hotel cuando lo vio nos dijo que estaba prohibido (Los perros tienen fama de sucios y maleduacados, pero eso sólo depende de la educación del dueño). En esa ocasión le dijimos que no se preocupara, pues Gurú duerme en la casita rodante. Un día se quedó a dormir con nosotros en la habitación y el chico ni lo notó. En otras ocasiones- En Colombia nos pasaba mucho- la gente se emociona al verlo y no les importa que este en el hotel, incluso nos miran mal por dejarlo en el auto: “¡Pobrecito!” o cuando por trabajo, tenemos que quedarnos largas temporadas viviendo en hoteles, Gurú se gana el cariño de los empleados.Todo es mérito de él.

En caso de couchsurfing, hacemos lo mismo: No avisamos sobre él, aunque la mayoría de la gente va al perfil de facebook y bueno, ahí hay bastantes fotos de nuestro peludo acompañante. Dejamos que nuestros anfitriones decidan sobre su interacción con Gurú. La mayoría han tenido perros o no tienen problemas con él. En caso de que los tuvieran, Gurú se queda en la casita sin problemas. Le pregunté a un amigo que viajaba con su perro y él tuvo la misma experiencia: En Couchsurfing es mucho más sencillo que en hotel. Aunque es cuestión de insistir.

TRANSPORTE–>
En general siempre viajamos juntos y muy pocas veces nos hemos visto con la disyuntiva del transporte. Sabíamos que en Bolivia, los animales son parte habitual de los transportes, así que para nosotros fue un punto a favor y así fue como Gurú conoció la Isla del Sol.
Cuando estuvimos en Chichiriviche, conocimos a Muri, un español que viajaba con su perro y tuvo un trágico final en un transporte en Perú. Después de conocer su historia, el viaje que hicimos a la selva fue muy pensado, pues sabíamos que en el auto gastábamos bastante, pero no queríamos arriesgarnos a que Gurú sufriera una muerte por asfixia en los espacios para transportar equipaje. Después, ya que estábamos en Tarapoto, unos amigos nos contaron que ellos habían llegado de taxi en taxi y habían gastado prácticamente lo mismo que en bus. Si lo hubiéramos sabido, tal vez hubiéramos viajado mucho más tranquilos en taxi desde Chachapoyas hasta Tarapoto. Si piensan viaje en transporte público, tal vez esta es una opción bastante funcional en países donde los taxis no sean significativamente más caros.

Sabemos que para viajar en bus muchas veces te piden que vaya en la caja transportadora, las veces que hemos tenido que viajar así, así lo hemos hecho, pero yo siempre reviso el lugar donde ira y preferimos los tramos cortos para que no sea pesado para Gurú.
Generalmente lo más complicado es viajar con él en transporte público de ciudad, ya sea metro o colectivo, pues no los consideran y son más estrictos. En Cuenca nos fue complicado andar con él, pues dependía del conductor y ya que teníamos un recorrido hecho, no era seguro tener el regreso asegurado.
Los taxis generalmente aunque muchos no quieren, terminan queriendo y es fácil.

PASEOS–>
Los paseos son quizás uno de los más complicados, pero tal vez si viajan con tiempo sea mucho más sencillo.
Cuando los paseos son de un día, sabemos que aunque Gurú no gocé estar solito todo el día, al llegar lo sacamos a pasear y pasamos tiempo con él.
Cuando los paseos son de más días se complica, pero nada es imposible. Por ejemplo, cuando hicimos el tour de Uyuni, ya que habíamos comprado los “lugares” le preguntamos a la misma persona que nos los vendió con quien podríamos dejar a nuestro bandido y ella nos ofreció lugar en un terreno para la casita y su hija estuvo dispuesta a cuidar a Gurú. Se ve que lo trató muy bien, pues Gurú se encariñó muy rápido con la chica.
Cuando conocimos Machupichu, fue algo parecido, cuestión de preguntarle al chico del hotel y él se ofreció a cuidarlo. Salimos a las 4 de la mañana y volvimos a las 2 de la mañana del día siguiente. Dejarlo en la casita tanto tiempo hubiera sido muy injusto para él, pero como estuvo cuidado por el encargado ambos tuvieron tiempo para desestresarse juntos.

En lo que se refiere a Parques Nacionales (muy usuales en Argenina y Chile) lo escondemos, jejeje. Sabemos que está prohibido entrar con animales, pero también es un hecho que Gurú está educado y en esos casos tratamos de alejarnos del tumulto del turismo y salir a pasear con él de noche.
Chaltén, por ejemplo, es un pueblo que está dentro de un Parque Nacional, así que el guardabosques siempre está al pendiente de que los perros estén con correa y no está permitido que te acompañen a los paseos. Esta fue una de las causas por la que nos fuimos relativamente rápido del pueblo.
Uno de los paseos con los que nos quedamos ganas fue hacer Torres del Paine. Se necesitan de al menos tres días para poder hacerlo, pero nuestra pasividad fue la culpable, no Gurú. Encontramos un parcero (amigo colombiano) que se quedaba en casa de una couch y cuando regresamos del parque nos dijo: “Le hubieran avisado a la chica con la que me quedo, seguro les cuida el perro o les consigue quien lo haga” Claro, ella, una local, es mucho más fácil que conozca quien lo haga, ya sea por buena voluntad o por negocio.

Si ponemos en una balanza, definitivamente gana – por mucho- viajar con nuestro peludo acompañante. Pasamos muchos más ratos de diversión y amor que momentos de tensión y dudas.
Ojalá se animen a viajar con sus mascostas y por favor, no duden en preguntarnos dudas puntuales ;)

Abrazos desde Rosario

Gurú en Cerro Laderas, invierno 2013
<3
Playa Canoas, Ecuador.
Gurú conociendo La Paz, Bolivia.
¡Listos para el culipatin! Invierno 2012
Cambio de look en La Paz, Bolivia
Amaru Muro, Perú
Navegando el Lago Titikaka
En la Isla del Sol, Bolivia.
¡Glaciares!
Lago Epuyen, Patagonia Argentina
¡Saltando en Los Lagos!
Viña del Mar, Chile
Primer noche de Gurú en la casa rodante ¡Bebé!

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Distancias de México a Brasil e intermedios: rumbo al 2014

Ahora que el Mundial de Brasil del siguiente año se pone en voga, pensamos en hacer un pequeño cuadro de distancias, que aunque general y aproximado, sirva de referencia para aquellos reales aventureros que elijan la vía terrestre para asistir a la magna fiesta del fútbol.

La ruta en general se divide en dos partes: la primera es Centroamérica, donde prácticamente la única ruta es la Panamericana (o la también llamada Puebla – Panamá), con algunas desviaciones turísticas, y que va de Tapachula, en el estado mexicano de Chiapas, hasta Ciudad de Panamá, donde es necesario tomar un barco o un avión para conectar a Cartagena, en Colombia, donde se puede continuar la segunda parte, que es Sudamérica.

Ya aquí se nos presentan muchas rutas posibles:

a) Ir hacia Venezuela subiendo por el Caribe y bajar por la Gran Sabana hacia Manaos, Brasil, para de ahí cointinuar vía la ruta transamazónica, y donde se tienen que navegar varios trechos por el río más caudaloso del planeta, hacia Brasilia y Rio de Janerio;

b) O si no, se puede bajar siguiendo la mágnifica cordillera andina y recorriendo gran parte de los países sudamericanos. Esta ruta hace necesario bajar sí o sí hasta Lima, Perú (- b.1- a menos que se embarquen en alguno de los diversos puertos amazonicos, y terminen siguiendo la ruta transamazónica), recorriendo la carretera Panamericana, y de ahí comienzan las ramificaciones: o hacia Chile o hacia Bolivia.

c) La desviación por Bolivia nos haría dirijirnos hacia La Paz para de ahí, o conectar a Campo Grande, Brasil directamente via Santa Cruz (-c.1-), o via Asunción de Paraguay hacia Foz de Iguazú (-c.2-).

d) También de La Paz podríamos elejir continuar rumbo al sur siguiendo los Andes, hasta Salta, Argentina, donde giraríamos hacia el Este rumbo a Córdoba y de ahí hacia Iguazú.

e) O si bajamos de Perú directo a Chile vía Arica, podríamos cruzar hacia Argentina en Copiapó -o por Santiago (e.1)-  desde donde nos dirigiríamos a Córdoba e Iguazúf)

O acaso podríamos tomar la vía de Asunción, Paraguay… O bien podríamos tomar la desviación hacia Buenos Aires y Uruguay, por no dejarlos fuera, y entrar a Brasil por el sur, vía Porto Alegre… ¡Hay tantos caminos!

Y bueno, acá les dejamos una ruta de las tantas posibles. No la escogimos por algo en particular, sino sólo a manera de presentar un esbozo de una de tantas rutas posibles.

Distancia de Tapachuala, México (vía Ciudad de Guatemala) a Ciudad de Panamá: 2,550 km. aprox.

De Panamá a Cartagena es necesario embarcar o tomar un vuelo corto, ya que no existe una ruta carretera que conecte Centro y Norteamérica con Sudamérica. Acá más info.: http://www.dfushuaia.com/web/2011/03/cruzar-un-vehiculo-y-personas-de-panama-a-colombia/

Distancia de Cartagena, Colombia a Pasto (vía Medellín): 1,400 km. aprox.

Distancia de Pasto, Colombia a Foz de Iguazu, Brasil (Vía Quito, Ecuador; Lima, Peru; Arica, Chile; Salta, Argentina; Asunción – Ciudad del Este, Paraguay): 10,500 km. aprox.

Distancia de Foz de Iguazu a Rio de Janerio, Brasil: 1,450 km aprox.

¡Lo que nos da en total aproximadamente 16,000 km.!

Obviamente los invitamos a que descibran sus propias rutas en la mágnifica herramienta que es Google Maps –> https://maps.google.com

¿Has hecho una ruta similar, o tienes otras variantes en mente? ¡Compártelas con nosotros!

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Pasos fronterizos viajando en auto

Viajar en sí ya implica muchas dudas y cuando a eso le sumamos cruzar varias fronteras con auto, pareciera que entramos en un mundo desconosido. Realmente hay poca información en la web y como varios nos han preguntado, hacemos este post especialmente para quitar algunas dudas.

Hemos cruzado quince países y varias fronteras una y otra vez, como en el caso de Chile y Argentina que fuimos entre los dos países a fin de conocer mejor, pero generalmente el trámite es igual en todos.
Licencia vigente. En nuestro caso contamos con la licencia permanente del DF lo cual hace mucho más sencillo el tema de la vigencia, pues nunca vence, jojojo. No es necesaria la licencia internacional, al menos a nosotros nunca nos la han pedido.

Tarjeta de circulación o propiedad, de preferencia a nombre de alguno de los viajeros. No quieres andar cargando con cartas poder o facturas fuera de tu país. En una ocasión frente a nosotros estaba un polaco, que hablaba muy poco español y llevaba el auto de su esposa. Nosotros nos fuimos y él aún iba para largo…

Seguro. El seguro del auto depende del país al que entres, por ejemplo, en Bolivia y Ecuador no nos pidieron, pero en otros países es obligatorio. ¿Dónde lo compras si apenas estás entrando al país? Bueno, sin drama, generalmente en Centroamérica hay una oficina que vende el seguro ahí nomás en la misma oficina de migración/ aduana y en los pasos fronterizos que no cuentan con oficina de seguros, es muy habitual que te dejen llegar a la ciudad más próxima a conseguirlo, por ejemplo en Venezuela lo compramos en Maracaibo y en Perú en Chachapoyas.
La ventaja de la MERCOSUR es que el seguro de tu auto te es válido con los países límitrofes. Nosotros quisimos conseguir desde Bolivia este seguro, pues creíamos que sería más económico, pero la realidad fue que no encontramos en Cochabamba ninguna aseguradora que nos lo vendiera, así que lo compramos hasta Argentina.
El costo del seguro para el auto varia mucho de país a país, en algunos países lo conseguíamos con la aseguradora nacional, pero siempre buscamos pagarlo por mes o por trimestre, según el tiempo que pensemos pasar. En Colombia es muy común que te lo quieran vender por un año, pero es cuestión de perseverar con el agente para lograrlo, en Panamá conocimos una pareja de alemanes que tuvieron que pagar el seguro anual, pero es cuestión de buscar.

Sobre los controles en cada país depende mucho del país y del encargado. Para nosotros los que más se tomaron su tiempo en revisar la camioneta y nuestras cosas fueron en Nicaragua, Panamá y Chile, éste último más por una cuestión de salud agrícola que por otra cosa.

Les agrego los enlaces a algunos de nuestros cruces por si están interesados en algunas experiencias, algunas fueron sencillas y rápidas, otras, angustiosas por eso recomendamos pasar cuando hay luz del sol, además de ser más seguro, te evitas imprevistos burocráticos ;)
Belice 
Guatemala
San Salvador
Honduras
Nicaragua

Costa Rica

Panamá
Colombia y Colombia desde Venezuela 

Venezuela
Ecuador
Perú

De Bolivia, Argentina y Chile no tenemos el recuento de los hechos, pero el papeleo es el mencionado y estos últimos países ya los hemos cruzado ¡Once veces!

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Diesel o gasolina

Al hacer el viaje en auto, uno de los temas a pensarse es el tipo del auto: ¿diesel o gasolina?
En nuestro caso es naftero, más que por desición propia fue lo que en ese momento encontramos y aunque la gasolina suele ser más cara, les mostramos algunos pros y contras de ambos.
Nafta:
Con los motores de gasolina suele ser más sencillo y económico encontrar tanto mecánicos como repuestos. Además es un motor que en pendientes pronunciadas va a entregar una buena velocidad.
Su principal contra es el gasto en combustible, ya que por lo regular entrega menos kilómetros por litro.
Diesel:
Justo lo contrario pasa con el diesel, entrega más km por litro, lo cual hace menor el gasto en combustible, pero los repuestos serán más costosos y dependiendo el modelo la mano de obra especializada.
Para hacer una analogía, el diesel será un toro fuerte: mayor capacidad de carga, pero en los camimos más complicados, la velocidad será considerablemente más lenta.

Autos con gas natural.
Esta modalidad se ha hecho bastante común en Sudamerica por su bajo precio. En Venezuela por ejemplo, la instalación es gratuita y en Colombia y Argentina tiene un costo aproximado de mil dólares.
Su mayor desventaja, para nosotros, es que desgasta el motor rapidamente por lo que los servicios deben ser más frecuentes. Para un viaje largo se complica pues tiene poca autonomía y aunque existen varias estaciones de servicio esta modalidad es mejor para ciudades.

Otro factor que debes considerar es la relación tamaño del motor- carga. La creencia popular nos dice que a menor tamaño de motor es menor el consumo de combustible, pero no siempre es así, se debe considerar el peso que carga. Si el motor va al límite de lo que puede cargar va a estar forzado y el consumo de combustible es mayor, en cambio si va sobrado su consumo de combustible será regular y la vida del motor será más larga. Nuestro motor V8 nos da 7km por litro y hemos conocido otros viajeros con motor V6 con carga similar al nuestro y su consumo es de 4-6 km por litro.

En America las marcas de autos más comunes son: Ford y Toyota, así que encontrar repuestos es más sencillo.

Nuestra recomendación es que el auto que elijas, sea un auto en el que puedas confiar. Que esté en condiciones mecánicas
óptimas, sin importar realmente el tipo de consumo y seas lo más riguroso con las fechas del servicio: “Es más barato cuidar que reparar.”

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS