Monthly Archives: April 2013

Pasos fronterizos viajando en auto

Viajar en sí ya implica muchas dudas y cuando a eso le sumamos cruzar varias fronteras con auto, pareciera que entramos en un mundo desconosido. Realmente hay poca información en la web y como varios nos han preguntado, hacemos este post especialmente para quitar algunas dudas.

Hemos cruzado quince países y varias fronteras una y otra vez, como en el caso de Chile y Argentina que fuimos entre los dos países a fin de conocer mejor, pero generalmente el trámite es igual en todos.
Licencia vigente. En nuestro caso contamos con la licencia permanente del DF lo cual hace mucho más sencillo el tema de la vigencia, pues nunca vence, jojojo. No es necesaria la licencia internacional, al menos a nosotros nunca nos la han pedido.

Tarjeta de circulación o propiedad, de preferencia a nombre de alguno de los viajeros. No quieres andar cargando con cartas poder o facturas fuera de tu país. En una ocasión frente a nosotros estaba un polaco, que hablaba muy poco español y llevaba el auto de su esposa. Nosotros nos fuimos y él aún iba para largo…

Seguro. El seguro del auto depende del país al que entres, por ejemplo, en Bolivia y Ecuador no nos pidieron, pero en otros países es obligatorio. ¿Dónde lo compras si apenas estás entrando al país? Bueno, sin drama, generalmente en Centroamérica hay una oficina que vende el seguro ahí nomás en la misma oficina de migración/ aduana y en los pasos fronterizos que no cuentan con oficina de seguros, es muy habitual que te dejen llegar a la ciudad más próxima a conseguirlo, por ejemplo en Venezuela lo compramos en Maracaibo y en Perú en Chachapoyas.
La ventaja de la MERCOSUR es que el seguro de tu auto te es válido con los países límitrofes. Nosotros quisimos conseguir desde Bolivia este seguro, pues creíamos que sería más económico, pero la realidad fue que no encontramos en Cochabamba ninguna aseguradora que nos lo vendiera, así que lo compramos hasta Argentina.
El costo del seguro para el auto varia mucho de país a país, en algunos países lo conseguíamos con la aseguradora nacional, pero siempre buscamos pagarlo por mes o por trimestre, según el tiempo que pensemos pasar. En Colombia es muy común que te lo quieran vender por un año, pero es cuestión de perseverar con el agente para lograrlo, en Panamá conocimos una pareja de alemanes que tuvieron que pagar el seguro anual, pero es cuestión de buscar.

Sobre los controles en cada país depende mucho del país y del encargado. Para nosotros los que más se tomaron su tiempo en revisar la camioneta y nuestras cosas fueron en Nicaragua, Panamá y Chile, éste último más por una cuestión de salud agrícola que por otra cosa.

Les agrego los enlaces a algunos de nuestros cruces por si están interesados en algunas experiencias, algunas fueron sencillas y rápidas, otras, angustiosas por eso recomendamos pasar cuando hay luz del sol, además de ser más seguro, te evitas imprevistos burocráticos ;)
Belice 
Guatemala
San Salvador
Honduras
Nicaragua

Costa Rica

Panamá
Colombia y Colombia desde Venezuela 

Venezuela
Ecuador
Perú

De Bolivia, Argentina y Chile no tenemos el recuento de los hechos, pero el papeleo es el mencionado y estos últimos países ya los hemos cruzado ¡Once veces!

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

El mapa al fin del mundo

Llegamos el 18 de marzo a Ushuaia, la siguiente semana fuimos al Parque Nacional donde termina la ruta tres. Tierra del Fuego nos encanto y nos hubiéramos quedado más si el frío no nos diera miedo, jajajaja. Ahora, vamos para el norte, aún no tenemos la ruta y mucho menos el tiempo en el que lo haremos, en una de esa viramos hacia el este o al oeste.

Mil días pasaron y pudimos vivir nuestro sueño.

Mapa al fin del mundo

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Diesel o gasolina

Al hacer el viaje en auto, uno de los temas a pensarse es el tipo del auto: ¿diesel o gasolina?
En nuestro caso es naftero, más que por desición propia fue lo que en ese momento encontramos y aunque la gasolina suele ser más cara, les mostramos algunos pros y contras de ambos.
Nafta:
Con los motores de gasolina suele ser más sencillo y económico encontrar tanto mecánicos como repuestos. Además es un motor que en pendientes pronunciadas va a entregar una buena velocidad.
Su principal contra es el gasto en combustible, ya que por lo regular entrega menos kilómetros por litro.
Diesel:
Justo lo contrario pasa con el diesel, entrega más km por litro, lo cual hace menor el gasto en combustible, pero los repuestos serán más costosos y dependiendo el modelo la mano de obra especializada.
Para hacer una analogía, el diesel será un toro fuerte: mayor capacidad de carga, pero en los camimos más complicados, la velocidad será considerablemente más lenta.

Autos con gas natural.
Esta modalidad se ha hecho bastante común en Sudamerica por su bajo precio. En Venezuela por ejemplo, la instalación es gratuita y en Colombia y Argentina tiene un costo aproximado de mil dólares.
Su mayor desventaja, para nosotros, es que desgasta el motor rapidamente por lo que los servicios deben ser más frecuentes. Para un viaje largo se complica pues tiene poca autonomía y aunque existen varias estaciones de servicio esta modalidad es mejor para ciudades.

Otro factor que debes considerar es la relación tamaño del motor- carga. La creencia popular nos dice que a menor tamaño de motor es menor el consumo de combustible, pero no siempre es así, se debe considerar el peso que carga. Si el motor va al límite de lo que puede cargar va a estar forzado y el consumo de combustible es mayor, en cambio si va sobrado su consumo de combustible será regular y la vida del motor será más larga. Nuestro motor V8 nos da 7km por litro y hemos conocido otros viajeros con motor V6 con carga similar al nuestro y su consumo es de 4-6 km por litro.

En America las marcas de autos más comunes son: Ford y Toyota, así que encontrar repuestos es más sencillo.

Nuestra recomendación es que el auto que elijas, sea un auto en el que puedas confiar. Que esté en condiciones mecánicas
óptimas, sin importar realmente el tipo de consumo y seas lo más riguroso con las fechas del servicio: “Es más barato cuidar que reparar.”

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS