Chitré: el significado del Carnaval Panameño

Salimos de la Ciudad de Panamá con el destino más que en la mente. Ya habíamos recorrido parte de ese trayecto, pero es verdad que las carreteras en Panamá son bellas (de vista y bien mantenidas). Supimos del Carnaval por una revista turística y luego nos confirmaron el dato, todos coincidiendo en que el mejor carnaval era en Las Tablas o Chitré. Ninguno de nosotros sabía que los carnavales en Panamá son una fiesta nacional. El país vive en función de esta semana llena de agua.
Por consejos y por estar primero en la ruta, llegamos a Chitré, un lugar que nos recibió con los brazos abiertos. Desde que llegamos nos resguardamos en la Biblioteca, en la que los encargados nos trataron súper bien. Al caer la noche nos dirigimos a la plaza principal. No había tanta gente, pero bueno, oficialmente el carnaval comenzaba al día siguiente. Alrededor de la plaza principal se montan escenarios, grandes balcones, baños públicos, puestos de venta de hielos, cervezas e incluso pizza .En  las calles circundantes puestos de comida llenan las cuadras.
Justo a medianoche, las grandes pipas son utilizadas. Es el primer culeco (forma en la que llaman al momento donde se están mojando con agua) y ha dado inicio al carnaval. Durante los cuatro días siguientes los culecos son por la mañana (empiezan a mediodía y no dejan de mojar a la gente hasta las cinco de la tarde). La gente empieza a llegar desde temprano con sus grandes hieleras llenas de cervezas, bebidas y con toda la actitud para estar mojados las siguientes cinco horas. En la noche son los paseos de las reinas. Sí, en plural. Hay una reina para la calle de abajo y otra para la calle de arriba. A nosotros nos dijeron que se gritaban de cosas entre un bando y otro, pero nosotros sólo escuchábamos su lucha del sonido más ruidoso. Nos decepcionó  que no hubiera más que reggaeton y las mismas canciones se repitieran una y otra vez. La verdad esperábamos más samba, congos o al menos cumbias.
Chitré por ser uno de los puntos más televisados en esas fechas, las marcas regalaban de todo. En lucirfashion.com escribí más al respecto. El carnaval nos demostró una vez más que al panameño le gusta divertirse y mucho.
Chitré nos trato muy bien, por se un poblado pequeño y que gusta de conocer de su vecino, al final de los cuatro días ya conocíamos a toda la cuadra. Y nos invitaron a regresar para el partido de Beisbol del viernes. Volvimos y aunque nuestros amigos Chitreanos perdieron, el partido estuvo muy bueno. Los santos les dieron una paliza.
Para ser chitreano no se necesita nacer en Chitré, solo con querer a Chitré basta fue una de las frases que no olvidamos y los cual muestran a un pueblo muy amable.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>