Valle de Antón y la India Dormida

Nuestro camino ya estaba “decidido”, pasaríamos al Desierto de Sarigua y a las playas de la península de Azueros, pero tras haber virado, preferimos dejarlo para después del Carnaval. Así que seguimos nuestro camino hacia la playa de los citadinos: Santa Clara. Teníamos buenas referencias de esta playa y aunque no es particularmente bonita y el mar es un poco más salvaje de lo que habíamos conocido, tuvimos la suerte de encontrarnos con un par de viajeros: Josue, mexicano y Daniel, chileno. Además de pasar un rato agradable con ambos, fuimos invitados a conocer Valle de Antón.
Valle de Antón es un poblado que se encuentra en medio de un cráter. Rodeado de flores y de gente muy amable festejamos el día del amor y la amistad. Comimos bastante pescado que habíamos traído de Santa Clara y al día siguiente teníamos una visita pendiente: La india dormida.
La india dormida cuenta la leyenda que se quedo esperando a su guerrero. Muy parecida a nuestra leyenda de Popocatepetl e Iztlacihuatl. Subimos por uno de los brazos, de pronto se vuelve una pendiente bastante inclinada. Tras una caminata de aproximadamente una hora, llegamos a la nariz de la india y pudimos apreciar la belleza del Valle de Antón desde lo alto. Un pueblito que vale la pena conocer, no solo por su clima templado, su gente amable y su belleza natural, sino que también posee cascadas y ojos de agua donde refrescarse y pasar ratos sumamente agradables.
Está no fue nuestra única visita ni a Santa Clara, ni a Valle de Antón. Ambos quedaron en nuestra ruta para una visita más pero hasta el carnaval.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>