Viaje al Fin del Mundo

Qué significa un viaje? Para empezar, es la vida, porque la vida es simplemente un viaje; es una vida larga, porque la vida no se mide por la suma de segundos, sino de experiencias. Un viaje representa siempre la posibilidad de una vida entera: una vida con personajes diferentes, escenarios diferentes y circunstancias infinitas. A diferencia de la cotidianeidad, la vida de viaje es una vida vivida, experimentada, gozada y sufrida a cada instante, en cada esquina y con todo personaje de manera “hiperconsciente”. La vida se escapa entre los dedos no por su brevedad, sino por su falta de realidad, de experiencias; el viajero es un ser humano pleno. ¿Qué ser humano no es un viajero? Obviamente, ninguno. La diferencia está en la cotidianeidad, la automatización y posterior mecanización de las vivencias diarias.

Un viaje al fin del mundo significa una vida vivida hasta donde la vida misma lo permite; significa llegar al límite: psicológico, físico, emocional,  terrenal, personal. No es más que llegar ahí donde la vida misma llega, ahí donde el mundo se dobla sobre sí mismo y vuelve a empezar, ahí donde parece imposible llegar… pero sólo parece.

Significa solamente hasta dónde es posible llegar; significa que el límite siempre está un poco más allá.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>